CARTA AL PRESIDENTE DEL GOBIERNO CON LAS PETICIONES QUE URGENTEMENTE NECESITAN APROBARSE EN DEFENSA DE LOS MERCADILLOS MUNICIPALES Y SUS VENDEDORES HABITUALES

AT. PRESIDENTE DEL GOBIERNO DE ESPAÑA                                                                                        D. PEDRO SÁNCHEZ PÉREZ-CASTEJÓN                                                                                                                                                               Madrid 25 de mayo 2020 

Estimado Presidente, 

Yo, Carmen Torralbo Novella, como Coordinadora y Portavoz de la “Plataforma Estatal de Comerciantes Ambulantes”  fundada en el año 2011 y compuesta por 13 Asociaciones, legalmente registradas del comercio ambulante y distribuidas por el territorio nacional,  nos dirigimos a usted para  que conozca de primera mano la situación que estamos atravesando alrededor de 40.000 titulares de puestos censados y nuestras familias, debido a la crisis sanitaria que ha conllevado el cierre de los más de 3.500 mercadillos que se celebraban en todo el ámbito estatal. Titulares de puestos que desarrollamos nuestra actividad profesional, fundamentalmente, en los mercadillos municipales periódicos y continuados.

El sector de la venta ambulante supone el 8% de todo el comercio minorista de España, generando un volumen de actividad de 2.100 millones de euros y que da trabajo a miles de personas que se dedican a la venta ambulante  en nuestro país, entre titulares, empleados y colaboradores- el 62% de ellos en régimen de autónomos y el 35% en régimen de cooperativa.

Por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo (convalidado en el Congreso de los  Diputados) se aprobó el Estado de Alarma, y con ello el cierre de todos estos mercadillos. Una situación histórica, teniendo en cuenta que ni tan siquiera durante la Guerra Civil española el emblemático Rastro de Madrid, “madre” de todos los mercados, fue clausurado.

Si bien entendemos la gravedad de la situación, y desde el primer momento ha primado nuestro sentido de la responsabilidad social, y por ello hemos cumplido con todas y cada una de las restricciones que nos han sido transmitidas por el bien general, esta problemática nos ha llevado  a una situación que no es sostenible en el tiempo. Debido a las grandes pérdidas económicas, no sólo por las ventas no realizadas o las inversiones que hemos tenido en un género que no hemos podido comercializar, pero que hemos tenido que pagar, sino por tener que hacer frente a unos gastos fijos imposibles de mantener (almacenes para el género, garajes para vehículos comerciales,  pago de las hipotecas de vehículos y viviendas, el mantenimiento de las familias). 

Por otro lado, nos encontramos que ante una posible reapertura de los mercadillos tenemos que volver a realizar inversiones en género de temporada (sobre todo en el sector del textil, calzado, etc.), pero la mayor parte de los profesionales del sector carecemos de liquidez para ello y, además, lo más probable es que en las condiciones en las que se ha regulado la reapertura de los mercadillos, por la Orden Ministerial SND/399/2020, de 9 de Mayo para la flexibilización de determinadas restricciones de ámbito nacional, (BOE del 9 de mayo de 2020 suponga más costes que beneficios.

Estos meses de no poder trabajar y hacer frente a todos los gastos descritos ha llevado a muchas familias a tener que pedir ayuda a las organizaciones sociales para poder comerTodo ello, a pesar de que su gobierno aprobó la prestación extraordinaria por el cese de la actividad y la exención de los pagos mensuales de la seguridad social, por el tiempo en que esté vigente el Estado de Alarma. Pero  es evidente que es insuficiente.

Como ya hemos señalado, las condiciones para la reapertura de los mercadillos, recogidas en la Orden MinisterialSND/399/2020, de 9 de mayo,  y en la SND/414/2020, «BOE» núm.138, de1 16 de mayo de 2020, que exponen las fases de la desescalada, para la transición hacia una nueva normalidad, son prácticamente  inviables en la mayoría de los mercadillosAparte de que el contenido del articulado que hace referencia a los mercadillos es discriminatorio frente a lo regulado para el comercio establecido.

La Orden Ministerial en la Fase I de la desescalada permite reabrir los mercadillos, pero sólo con el 25% de los puestos y aforo del 30% de visitantes, con unas condiciones  muy complicadas de asumir para el mantenimiento de los puestos existentes. Dado que los vendedores podrían ir como máximo una vez al mes a trabajar a su mercadillo habitual, y sin duda los gastos superarán las ganancias. 

En la Fase III, podrán ir el 50 % de los puestos , y un aforo del 50% de público. Lo que supone poder ir a trabajar cada 15 días, en el mejor de los casos, y en unas condiciones que siguen siendo muy duras.

Después de estas III fases nada sabemos de cómo podrán organizarse los mercadillos. Entendiendo que dependerá de cómo se controle la pandemia, y que serán las corporaciones locales las que se responsabilicen de su organización. Pero este vació legal produce una gran incertidumbre en nuestro colectivo sobre qué va a suceder con nuestros puestos de trabajo, en nuestros mercadillos habituales.

Desde nuestro sector profesional se ha abierto un gran debate para conocer la opinión de los afectados, los titulares de los puestos, que ha sido organizado por las Asociaciones representativas. Tras escuchar a los vendedores se concluye: que la mayor parte de ellos prefieren esperar un poco más de tiempo, para que la reapertura de los mercadillos se realice con todos los puestos a la vez, si bien aplicando medidas sanitarias y de seguridad. Porque con los porcentajes regulados por el Gobierno de la nación, se complica aún más la ya diezmada economía en nuestro sector, tal y como hemos expuesto. 

El problema fundamental con el que nos encontramos para poder comenzar todos los profesionales del comercio ambulante a trabajar, y cumplir a su vez las difíciles condiciones aprobadas, en la  citada Orden Ministerial, es la falta de espacio físico en los municipios para ampliar la superficie destinada al mercadillo en su ubicación original, aunque los comerciantes estuvieran dispuestos a sacrificar parte del espacio que ocupa su puesto para lograr el objetivo de dar cabida a todos los profesionales, cumpliendo las medidas exigidas. Pero hay otros mercadillos donde ni tan siquiera es posible rebajar más el espacio que ocupa un puesto. Por ejemplo en el emblemático Rastro de Madrid, que  lleva más de 260 años ubicado en el “Corazón” de Madrid,  porque los cerca de sus 1.000 puestos tienen dimensiones muy pequeñas, son  puestos de tan sólo 1, 2 o 3 metros como máximo. 

En cualquier caso reabrir nuestros pequeños negocios en estas condiciones supone realizar nuevas inversiones, almacenar el género de la temporada pasada que no hemos podido comercializar, pero sí obligados a pagar, y seguir haciendo frente a múltiples gastos fijos, derivados del mantenimiento del puesto de trabajo (seguros vehículos, seguro de responsabilidad civil, gasoil, ITV, garajes, almacenes para el género, etc.), sin poder ejercer de forma regular nuestra actividad profesional. ¿Cómo vamos a lograrlo?

Si bien es cierto que la mayoría de los Ayuntamientos han concedido una moratoria de las tasas por la ocupación privativa del suelo, esta moratoria podría terminar una vez se reabran los mercadillos, y en último término es una ayuda, pero no soluciona ni de lejos las penurias económicas por las que estamos pasando. Situación que se verá agravada en aquellos mercadillos donde la economía anual se concentra en las ventas realizada en época de vacaciones y que viven del turismo nacional e internacional , como son los mercadillos de la Costa y de la Islas Baleares y Canarias, así como la mayoría de los grandes mercadillos de las capitales de provincia,  entre otros. Un turismo que actualmente está totalmente paralizado.

Todo esto está sucediendo en nuestro sector  profesional que lleva años  siendo muy castigado, sobre todo desde la crisis del 2008, por  la venta online, o la apertura cada vez mayor de grandes superficies que tienen situaciones muy ventajosas para sus compras y pagos así como sus horarios de comercialización,  y un largo etc. Hay que tener en cuenta que los comerciantes ambulantes de los mercadillos somos micro pymes de carácter familiar,  mayoritariamente  autónomos, que generamos miles de empleos y autoempleos, así como un volumen considerable en la economía, de forma directa como indirecta, sobre todo en la municipal (donde se instala un mercadillo se abren múltiples pequeños negocios, fundamentalmente, de servicios).

Consideramos que al comercio ambulante se le debe prestar atención de forma urgente, al igual que se hace con otros colectivos,  y por ello apelamos a que se tome consciencia de nuestras necesidades y se les de una respuesta adecuada, justa y no discriminatoria. Por otro lado, subrayamos que el comercio ambulante en sus diversas formas, pero sobre todo en el caso de los mercadillos municipales de gestión pública, periódicos y continuados, cumplen una función social nada desdeñable, pues más allá de ser un espacio comercial es ante todo un lugar para el encuentro social,  intergeneracional, interclasista e intercultural. Y  en muchos enclaves el único lugar para abastecer semanalmente a zonas rurales con  productos varios y un espacio de encuentro entre los vecinos.

Por todo lo expuesto SOLICITAMOS  al Presidente del Gobierno de España,  al Ministerio de Comercio, a los Portavoces de los Grupos Políticos en el Congreso y en el Senado, a la Presidencia del Congreso de los Diputados y del Senado, a la Federación Española de Municipios y Provincias,  y al Defensor del Pueblo, que:

  1. Se mantenga la prestación extraordinaria por el cese de actividad y la exención del pago de autónomos al menos hasta finales del 2020 (aunque se haya comenzado a trabajar en las distintas Fases del proceso de desescalada en algún mercadillo) hasta que podamos regresar a trabajar todos los profesionales de forma continuada y estable en nuestros mercadillos habituales, en el contexto de la  denominada “nueva normalidad”. Porque aún manteniendo este cese de actividad para muchas familias seguirá siendo insuficiente para mantener sus negocios, teniendo en cuenta que una parte de este sector no llega a ingresar mensualmente la media del salario mínimo interprofesional.
  •  Consideramos imprescindible que se proporcionen apoyo económico para nuestro sector comercial. Porque, como hemos descrito, somos micro pymes y este cierre total que a día de hoy suma más de 2 meses, más una regulación de reapertura de los mercadillos con limitaciones que restringen el número de puestos que pueden ir a trabajar y el resto de restricciones a nuestra medio de vida, está suponiendo una carga económica.
  • Aprueben urgentemente una nueva Orden Ministerial con condiciones más flexibles y realistas, para la reapertura de los mercadillos municipales. En la cual se tenga en consideración la diversidad de situaciones de los 3.500 mercadillos que tiene el país. Dejando que sean los municipios los que acuerden, junto a los representantes de los afectados, las condiciones más apropiadas a la situación concreta del mercadillo y el municipio. Máximo cuando el día 21 de mayo del 2020 entró en vigor la obligación de portar mascarilla cuando no sea posible mantener la distancia de 2 m entre las personas. Pues la actual regulación ministerial no tiene en cuenta los diversos supuestos, es poco flexible y además es discriminatoria para nuestro sector comercial, al compararla  con las condiciones de reapertura para los establecimientos fijos

Por este motivo, es necesario flexibilizar las condiciones respecto a los porcentajes de titulares que pueden ir a trabajar a sus mercadillos,  las distancias mínimas entre puestos, clientes y vendedores, etc. Dejando que sean los municipios los que acuerden junto a los representantes de los afectados las condiciones más apropiadas a la situación concreta del mercadillo y el municipio. Máximo cuando el día 21 de mayo del 2020 ha entrado en vigor la obligación de tener puestas mascarillas, cuando no sea posible mantener la distancia de 2 m, entre las personas. Además, que la regulación ministerial es discriminatoria para nuestro sector comercial.   Fundamentalmente, en relación a no haberse permitido la instalación de los puestos que comercializaban productos esenciales, como alimentación y productos de higiene, en los mercadillos, hasta la Fase I. Por lo tanto, habría que equiparar las obligaciones entre el comercio establecido y el comercio ambulante. 

Para hacer visible esta discriminación vamos a exponer lo regulado en la Orden Ministerial SND/399/2020, publicado en: «BOE» núm.130, de 9 de mayo de 2020, en el artículo 10.1, en el cual se permite la apertura de todos los  establecimientos. Sin embargo, para el comercio ambulante tenemos restricciones (art. 10.6) al no respetarse a  todos y cada uno de los puestos de trabajo, al limitarse en la Fase I la reapertura  exclusivamente de un  25% de los puestos  y con aforo del 25%. En la Fase II, del Plan para la transición hacia una nueva normalidad publicado en la Orden SND/414/2020,  «BOE» núm.138, de1 16 de mayo de 2020, en su Articulo 11.1,  permite la apertura de todos los comercios  establecidos, independientemente de  su superficie. Pero nuevamente para nuestro sector (en los mercadillos) se limita a a reapertura de los  puestos de venta ambulante, o no sedentaria, a un tercio de los puestos  (Art. 11. 5).  En la fase III sólo se podrán instalar  el 50% de los puestos en los mercadillos (Art. 10.6) , pero  en  ningún lugar de la Orden se establece cuando, o bajo qué criterios podrían instalarse la totalidad  de los puestos de venta.

En todas las fases las distancias de seguridad entre los puestos de venta  son de 2 metros,  6 m con los puestos situados enfrente, y de 2 m respecto del cliente. Consideramos que pudiera haber otras formas de garantizar la seguridad e higiene, sin que por ello pongamos en serios riesgos la supervivencia de miles de pequeños negocios familiares. Recordemos que los mercadillos se desarrollan al aire libre y este es un entorno donde el riesgo sanitario es menor que en establecimientos cerrados.

Por todo lo expuesto, se entenderá que la regulación es discriminatoria según el canal de  distribución comercial al que hagamos referencia.   

Para finalizar, nuevamente SUBRAYAMOS la imperiosa necesidad para este sector profesional que se tengan en cuenta nuestras LEGITIMAS PETICIONES, para no expulsar a miles de profesionales a las filas de paro y la exclusión social. Así como para mantener estos mercadillos municipales tradicionales, que, como hemos expuesto,tienen una función social que no podrá ser reemplazada por ningún otro tipo de canal de distribución comercial, dado que su clave es una relación social muy personalizada, donde se fomentan los vínculos de cercanía y confianza, tan escasos ya la vez necesarios en nuestra sociedad actual.

LAS ASOCIACIONES, ABAJO FIRMANTES, INTEGRADAS EN LA PLATAFORMA ESTATAL DE COMERCIANTES AMBULANTES, A TRAVÉS DE LA COORDINADORA SUSCRIBEN Y AUTORIZAN A ENVIAR ESTE ESCRITO EN SU NOMBRE:

Agrupación Independiente de Vendedores Autónomos de Valencia (AIVAV)

Representado por: Antonio Nova Ortiz

Asociación de Comerciantes Ambulantes en Mercadillos de Majadahonda (MAJACAM)

Representada por: José Antonio Domínguez Arellano

Federación Plataforma Romaní de Valencia

Representado por: Juan José Castellón Vargas

Asociación Cultural El Rastro Punto Es

Representado por: Lucio Gonzalo Santos

Asociación de Vendedores  Ambulantes de Murcia y Pedanías (AVAMYD)

Representado por: Fulgencio Barba Espinosa

Asociación de Vendedores Ambulantes de Menorca (AVAM)

Representado por: Monserrat Carbonell Sebarroja

Agrupación Independiente de Comerciantes Sin Establecimiento (AICSE)

Representado por: José Vicente Domínguez Colomina

Asociación ARGATSANA

Representado por: Maria Luisa Alba Peláez

Asociación de Vendedores de Plazas y Mercados de Cartagena

Representado por: Mario García Galindo

Plataforma de Vendedores Ambulantes de Lanzarote

Representado por: Dolores Torres Estrada

Asociación de Pequeños Empresarios del Comercio de Mercadillos “La Unión”

Representado por: Carmen Rodríguez Baez

Asociación de Comerciantes Independientes del Rastro de Madrid ( ASIVERAS)

Representado por: Pedro Santos  Martínez

Asociacicio Gitana Fent Amcics de Valencia

Representado por: Jose Antonio Roige Roige

COORDINADORA Y PORTAVOZ DE LA PLATAFORMA ESTATAL DE COMERCIANTES AMBULANTES   

Fdo.Carmen Torralbo Novella

ESTA CARTA SERÁ, TAMBIÉN,  REMITIDA A:

EL MINISTRO DE INDUSTRIA, COMERCIO Y TURISMO

PRESIDENCIA DEL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA EN EL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR EN EL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

GRUPO PARLAMENTARIO VOX EN EL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

GRUPO PARLAMENTARIO CONFEDERAL DE UNIDAS PODEMOS-EN CON COMÚ PODEM-GALICA EN COMÚN EN EL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

GRUPO PARLAMENTARIO PLURAL

GRUPO PARLAMENTARIO CIUDADANOS EN EL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

GRUPO PARLAMENTARIO VASCO (EAJ-PNV) EN EL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

GRUPO PARLAMENTARIO EUSKAL HERRIA BILDU EN EL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

GRUPO PARLAMENTARIO MIXTO EN EL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS

PRESIDENCIA DEL SENADO

GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR EN EL SENADO

GRUPO PARLAMENTARIO SOCIALISTA EN EL SENADO 

GRUPO PARLAMENTARIO DE CIUDADANOS EN EL SENADO

GRUPO PARLAMENTARIO ESQUERRA REPUBLICANA-EH BILDU  EN EL SENADO

GRUPO PARLAMENTARIO VASCO  EN EL SENADO

GRUPO PARLAMENTARIO NACIONALISTA EN EL SENADO, JUNTS PER CATALUNYA-COALICIÓN CANARIA/PARTIDO NACIONALISTA CANARIO

GRUPO PARLAMENTARIO IZQUIERDA CONFEDERAL (ADELANTE ANDALUCIA, MÁS MADRID, MÁS PER MALLORCA, COMPROMIS, GEROA BAI Y CATALUNYA EN CÓMU PODEM 

GRUPO PARLAMENTARIO MIXTO EN EL SENADO

FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE MUNICIPIOS Y PROVINCIAS

DEFENSOR DEL PUEBLO”

Share

Marcar el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *