QUEREMOS LA REAPERTURA DE EL RASTRO DE MADRID

PROPUESTAS PARA LA REAPERTURA DEL RASTRO DE LA ASOCIACIÓN EL RASTRO PUNTO ES, ASOCIACIÓN ARGATSANA, Y LA ASOCIACIÓN INDEPENDIENTE DEL RASTRO (ASIVERAS)

                                                              AT. AYUNTAMIENTO DE MADRID
                                                        CONCEJALÍA DEL DISTRITO DE CENTRO

                                Madrid 5 de junio de 2020

Estimado Concejal- Presidente del Distrito Centro,

A través de este escrito le queremos transmitir las cuestiones que hemos tratado y consensuado con el colectivo de los titulares de El Rastro de Madrid, con el fin de ofrecer propuestas viables para proceder a la reapertura del emblemático Rastro madrileño. Tal y como acordamos con la Concejalía, en la reunión del día 27 de mayo, con el objetivo de que en la reunión multilateral, que se celebrará en el día de hoy, podamos avanzar en la citada reapertura de El Rastro a la vez que cumplamos con la normativa estatal en materia de seguridad e higiene.

En primer lugar, le indicamos la necesidad de nuestro colectivo de regresar a nuestro puesto de trabajo en el Rastro de Madrid, debido a que la economía de las 900 familias que trabajamos en este espacio está muy dañada, fundamentalmente tras la suspensión temporal de la celebración del Rastro, por Decreto del 12 de marzo, del Concejal Presidente del Distrito Centro. Motivado por la crisis sanitaria por el COVID-19, la cual conllevó la aprobación del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, del Estado de Alarma

Para cumplir nuestro compromiso para la reunión del día de hoy, así como ser eficaces en la búsqueda de criterios que puedan ser razonables y aceptables tanto para los vendedores del Rastro como para el Ayuntamiento, hemos realizado un interesante debate, que ha culminado en una consulta a nuestros asociados. La conclusión es que el 97% de los mismos han decidido que la mejor forma de comenzar la reapertura del Rastro es instalando el 50% de los puestos un domingo (y/o festivos) y al otro domingo el otro 50%. De esta forma, todos los vendedores volverían a sus puestos de trabajo aunque fuera cada 15 días, cumpliendo con las medidas de seguridad. Por lo tanto, se reactivarían todas las autorizaciones, que en estos momentos están suspendidas.

En segundo lugar, se ha decidido que el criterio para llevar a cabo la alternancia de los puestos que se instalarían el 50% un domingo y al otro domingo el otro 50%, sería que cada domingo vaya a trabajar un puesto si y otro no, en cada una de las filas (independientemente de que un titular tenga más de un puesto, contiguo, a su nombre) Así se podría dejar el espacio vacante suficiente, entre los puestos, para cumplir con las medidas de seguridad, reguladas en la Orden SND/3992020, de 9 de mayo, y de la Orden SND/4142020, de 16 de mayo, para la flexibilización de determinadas restricciones de ámbito nacional establecidas tras la declaración del estado de alarma.

Por otro lado, respecto de los puestos que se sitúan unos frente a otros, se podrían también intercalar, de forma que ninguno se situara estrictamente frente a otro, sino frente al hueco que queda de intercalar los puestos de forma lineal. De esta forma se amplia la distancia frontal entre los puestos, con el fin de conseguir encontrar la distancia requerida. No obstante, si hubiera que reubicar algún puesto se analizaría cual sería el lugar más adecuado.

Si bien las medidas de distanciamiento entre los puestos, podrían ser flexibilizadas, tal y como se está procediendo en diversos municipios. Porque las Ordenes ministeriales, citadas más arriba, son anteriores a la recién aprobada Orden SND/422/2020, de 19 de mayo, por la que se regulan las condiciones para el uso obligatorio de mascarilla durante la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19. El articulo 3 de esta orden, dice textualmente “El uso de mascarilla será obligatorio en la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público, siempre que no sea posible mantener una distancia de seguridad interpersonal de al menos dos metros” (recogido, también, en el punto 5, la Guía para la reanudación de la actividad de comercio ambulante de la Comunidad de Madrid). Por lo tanto, hay una medida para cuando no sea posible mantener la distancia de 2 m entre las personas: el uso obligatorio de las mascarillas.

En algunos Ayuntamientos de la Comunidad de Madrid se ha flexibilizado estas medidas de distanciamiento entre los puestos para facilitar la ubicación de todos los puestos (además de que estamos dotados de lonas y plásticos que separan unos puestos de otros) y porque las medidas de seguridad aprobadas para el comercio ambulante son demasiado amplias. Tanto que desde el punto de vista del colectivo de los vendedores de los mercadillos, a nivel nacional, son consideradas muy discriminatorias respecto a las establecidas para el comercio fijo. Situación que hemos denunciado en los escritos enviados y registrados, el 27 de mayo, desde la Plataforma Estatal de Comerciantes Ambulantes (de la que formamos parte las 3 asociaciones que encabezamos este escrito) al Presidente del Gobierno, Presidencia del Congreso de los Diputados, Presidencia del Senado, a todos los Portavoces de los grupos políticos, al Defensor del Pueblo y a la Federación Española de Municipios y Provincias.

En tercer lugar, consideramos imprescindible que se observe en un primer momento, con un plano a escala y los técnicos del Ayuntamiento, la situación de todos y cada uno de los puestos ocupados así como los que están vacantes, y en un segundo momentos sobre el propio terreno, junto a los vendedores, según los Sectores que componen el Rastro de Madrid, para colaborar con el Ayuntamiento. A fin de poder detectar todas las posibles situaciones para intercalar adecuadamente los puestos, tanto en las filas como los que se sitúan unos frente a otros.

En cuarto lugar, si aún aplicando todos estos criterios fuera necesario ampliar el espacio destinado del Rastro, entendemos que podría realizarse en las calles adyacentes al perímetro del Rastro. Dado que el Ayuntamiento tiene competencia para ello, tal y como se recoge en el la Orden ministerial SND/414/2020, de 16 de mayo, en su articulo 11.6:“los Ayuntamientos podrán aumentar la superficie habilitada o habilitar nuevos días para el ejercicio de esta actividad, de manera que se produzca un efecto equivalente a la citada limitación” (recogido, también, en el punto 3, la guía para la reanudación de la actividad de comercio ambulante de la Comunidad de Madrid)
En el mismo articulo 11.6, en otro párrafo dice: “Los Ayuntamientos establecerán requisitos de distanciamiento entre puestos y condiciones de delimitación del mercado con el objeto de garantizar la seguridad de distancia entre trabajadores, clientes y viandantes”

En quinto lugar, para el control del Aforo en El Rastro de Madrid, se podría hacer a través de alguna aplicación que estuviera en funcionamiento en el propio Ayuntamiento, para el control de aforo de otros eventos como puede ser el día del Orgullo u otros similares.

Así mismo, aunque el espacio del Rastro tiene varios accesos, se podrían cerrar con vallado y ser vigilados por los agentes municipales, que podrían a su vez informar a los visitantes de las medidas de seguridad e higiene, así como de la obligatoriedad del uso de las mascarillas. Creemos recordar que últimamente estaban destinado 47 agentes municipales para el control del Rastro de Madrid los domingos, y un porcentaje menor los festivos.

En sexto lugar, es necesario la suspensión de la tasa por utilización privativa o aprovechamiento especial del dominio público local, de todo el año 2020 y no sólo por el tiempo en que no hemos hecho uso de la vía pública. Sería una ayuda para todas los titulares del Rastro, pues somos micropymes de carácter familiar que durante la suspensión de celebración del Rastro hemos visto totalmente disminuidos nuestros ingresos por no poder ejercer la actividad profesional. Además, que las inversiones que realizamos hace unos meses para la compra de la mercancía, no ha sido posible recuperarla al no poder comercializarla. Sin embargo, la hemos tenido que pagar, aunque la hemos guardado para la próxima temporada. Por si todo esto fuera poco, aún sin ingresos hemos tenido que seguir pagando múltiples gastos fijos para el mantenimiento de nuestros negocios y familias: como garajes para los vehículos comerciales, almacenes para el género, las letras de los vehículos, hipotecas de las viviendas o los alquileres, entre otros muchos más. A esto hay que sumarle el mantenimiento de las familias, y que tenemos que volver a realizar inversiones en género careciendo de liquidez para ello.

Por último, entendemos que el Ayuntamiento notificará, en uso de sus competencias, a cada uno de los titulares para informar de la fecha de la reapertura del Rastro, y cuando le correspondería a cada uno instalar su puesto.

Todas estas propuestas son para aplicarlas en la reapertura del Rastro de Madrid, y sólo hasta que el control de la situación sanitaria permita volver a instalar a todos los titulares nuestros puestos, en nuestra ubicación original y a la vez, al 100%, como venía realizándose con anterioridad al estado de alarma.

En espera de que hoy logremos el consenso deseado por todas las partes para conseguir una exitosa reapertura del Rastro, que es Patrimonio Cultural de la Ciudad de Madrid y un icono a nivel internacional, reciban un cordial saludo

Fdo. Lucio Gonzalo Santos (Presidente de la Asociación El Rastro Punto Es)

Fdo. M. Luisa Alba Peláez (Presidenta de ARGATSANA)

Fdo, Pedro Santos Martínez (Representante de ASIVERAS)

Fdo. Carmen Torralbo Novella (Portavoz de la Asociación El Rastro Punto Es, y Coordinadora de la Plataforma de Comerciantes Ambulantes de la Comunidad de Madrid

Share

Marcar el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *