CARTA REGISTRADA AT. ALCALDE DE MADRID, CON C.C. CONCEJAL DE CENTRO Y A CADA UNO DE LOS PORTAVOCES DE LOS GRUPOS POLÍTICOS EN EL AYUNTAMIENTO

Estimado Alcalde:

Por el presente escrito , le invitamos a que nos explique las razones concretas por las que no aceptan nuestra propuesta de reapertura del Rastro de Madrid, que ha sido consensuada con el colectivo de vendedores y que les hemos enviado en numerosos escritos a la Concejalía del Distrito Centro, con copia a las diversas formaciones políticas con representación en el Ayuntamiento de Madrid.

Una propuesta que presentamos por primera vez en la reunión telemática mantenida el día 5 de junio, en la cual nos transmitieron que les parecía adecuada, porque al autolimitarnos, voluntariamente, a instalar solo el 50% de los puestos un domingo, y al siguiente el otro 50% bajo el criterio de un puesto si y otro, en nuestras ubicaciones habituales, cumplía con las medidas de distancias de seguridad y las recomendaciones sanitarias. Sin embargo, sin previo aviso, la Concejalía de Centro nos presentó el día 24 de junio otra propuesta de reestructuración, que nada tiene que ver con el histórico Rastro de Madrid, y que deslocaliza a todos los titulares de sus ubicaciones habituales. Además, de suprimir todos los puestos de venta de lugares como la Plaza de Cascorro y de la Ronda de Toledo y gran parte de la C/ Ribera de Curtidores (en la cual han dejado solo una hilera de puestos). Zonas todas ellas muy espaciosas, por lo cual es incomprensible que se eliminen todos los puestos de venta. El día 8 de julio nos presentan una segunda propuesta en la misma línea, y el día 15 de julio la tercera, y última, propuesta que sigue siendo en esencia la misma, y la cual plantea trasladar 196 puestos a la Gran Vía de San Francisco, a casi 20 minutos del epicentro del Rastro.

Si bien es cierto que en cada una de estas propuestas han ido aumentado el porcentajes de puestos a instalar, desde el 12% inicial, al 30% y finalmente llegar con la tercera propuesta al 50%, le recordamos que este porcentaje había sido admitido el día 5 de junio por la Concejalía de Centro, y que el Sr. Alcalde de Madrid, el día 10 de junio, así lo anunció ante los medios de comunicación. Las razones de fondo del contenido de estas propuestas que plantean zonas aisladas desconectadas entre si y del resto del Rastro, en las cuales instalarían los puestos de venta encajonados entre vallas y con un aforo mínimo, las desconocemos, pero desde luego no son sostenibles por cuestiones sanitarias. Dado que nuestra propuesta ya contempla, desde el primer momento, las distancias de seguridad y las recomendaciones sanitarias, sin necesidad de trasladar los puestos fuera de sus ubicaciones habituales, ni del propio espacio del Rastro, el cual viene descrito en el articulo 20 de la ordenanza que regula nuestra actividad (2000).

Nuestra propuesta la vamos exponer, nuevamente, con todo detalle, al margen de que más abajo le expongamos los escritos más relevantes que enviamos a la Concejalía de Centro con el contenido de la misma, la cual según han ido transcurriendo los acontecimientos se ha ido perfilando con mayor especificidad. Pero debemos subrayar que desde un principio el colectivo de vendedores del Rastro de Madrid, hemos planteado una propuesta que se ajusta a las normas sanitarias. Es justa, equitativa y muy generosa, puesto que nos hemos autolimitado de forma voluntaria para que la reapertura de El Rastro se realizara con sólo el 50% de los puestos un domingo, y al siguiente domingo el otro 50%, bajo el criterio de un puesto si y otro no, para cumplir las recomendaciones sanitarias y las distancias de seguridad entre los puestos (actualmente de 1 ó 1,5 metros para los puestos situados linealmente, y para los que están enfrente les planteamos que estén contrapeados para aumentar así el espacio para el tránsito de los visitantes) pero siempre en nuestras ubicaciones habituales. Si bien, aceptamos algunos ajustes si estos fueran necesarios. Es decir, nos hemos autolimitado a trabajar sólo una vez cada 15 días (2 veces al mes) por responsabilidad social, hasta que finalice la crisis sanitaria y podamos volver a instalar el 100% de los puestos. Todo ello a pesar de llevar 1.000 familias de vendedores sin trabajar desde el día 8 de marzo, por el Decreto del Concejal Presidente del Distrito Centro que suspendió la celebración temporal de El Rastro y de nuestras autorizaciones (13/372020).

Por otro lado, ante los obstáculos que nos está planteando continuamente la Concejalía de Centro les hemos expuesto en diversos escritos que si fuera necesario delimitar o perimetrar la totalidad del espacio del Rastro de Madrid se podría realizar con algunas vallas y cinta balizadota, que son fáciles de cortar en caso de evacuación. Está cinta podría situarse detrás de los puestos de venta, de forma que dejara libre la acera para el tránsito de los vecinos. Tal y como se ha realizado en otros mercadillos. Algunos de ellos instalados en el centro de las ciudades, como algunos de Valencia, donde el Ayuntamiento ha llegado a acuerdos con las asociaciones del sector para compatibilizar el regreso a la actividad comercial de los vendedores, en sus ubicaciones habituales, con el cumplimiento de las recomendaciones sanitarias. Tal y como se desprende del contenido del EDICTO DEL EXCELENTÍSIMO AYUNTAMIENTO DE VALENCIA, SERVICIO DE COMERCIO Y ABASTECIMIENTO, n. E 02901/2020/519 (adjuntamos como ANEXO I) Incluso hay mercadillos que alberga entre 400 y 700 puestos, y que se instalan el 100% en el centro de la ciudad, cuyos puestos están separados exclusivamente por lonas de plástico que deben higienizar, y cada dos puestos hay un pasillo de 80 cm.

Fíjese si somos generosos que los vendedores de El Rastro de Madrid no hemos solicitado en ningún momento instalar el 100% de los puestos, ni el 75%, como correspondería según la orden de la Comunidad de Madrid. Todo ello para mantener las distancias de seguridad.

Tal y como le hemos indicado, más arriba, nuestra propuesta ha sido reiteradamente expuesta en cada una de las reuniones mantenidas con la Concejalía del Distrito de Centro, y en los diversos correos electrónicos enviados. Los cuales le detallamos: La primera vez la expusimos en una reunión telemática con la Concejalía de Centro, el 5 de junio del 2020 y, a la vez, ese mismo día la remitimos por correo electrónico, desde el mail elrastropuntoes@gmail.com, con asunto “Propuestas para la reapertura del Rastro de Madrid “ (adjuntamos como ANEXO II ).Se envió nuevamente el 6 de junio. En la citada reunión la concejalía se mostró favorable a nuestra propuesta, aunque nunca nos facilitó el apoyo necesario para hacer un mapa concreto de cada uno de los puestos de venta que se instalarían cada domingo de forma alterna. No se nos envió lo que habíamos solicitado reiteradamente: unos planos legibles del Rastro (los planos enviados eran ilegibles), un listado de los puestos ocupados y vacantes (sin datos personales de los titulares) ni tampoco se nos facilitó el poder consultar con un técnico las dudas que pudieran surgir. No obstante, a pesar de todos estos obstáculos, y de que la Concejalía anunciara ante los medios de comunicación, el 10 de junio, de que si no presentábamos un proyecto detallado el Ayuntamiento haría su propia organización de los puestos, las Asociaciones realizamos un estudio de campo para comprobar los situados de los puestos en el propio espacio del Rastro. Sin planos, sin listado, sin técnico, porque el Ayuntamiento nos exigía pero nos obstaculizaba (es como si piden construir un edificio pero no se facilitan los planos para ello, y posteriormente se acusa de no haberlo terminado. Una estrategia para justificar una intervención a conveniencia. Lo cual precisamente no se puede calificar de jugar limpio). Aún así realizamos un estudio de la situación que enviamos, el 22 de junio, a la Concejalía de Centro un correo electrónico cuyo asunto era “Informe sobre el Rastro de las asociaciones representativas”, (adjuntamos como ANEXO III) en el cual reiterábamos nuestra propuesta y la necesidad de colaboración por parte del Ayuntamiento. Colaboración que se negó a ofrecer, una y otra vez.

El día 24 de junio nos convocó la Junta de Distrito Centro a una nueva reunión telemática donde nos expusieron la primera Propuesta de reapertura del Rastro, que estaba totalmente alejada de lo que representa el histórico Rastro de Madrid, y donde los puestos de venta se instalarían cercados entre vallas, dentro de una serie de mini mercadillos aislados entre sí y desconectados del resto del Rastro. En esta primera propuesta serían 3 zonas autónomas (147 puestos en la C/ Ribera de Curtidores, 74 en la Plaza General Vara del Rey, y 52 en la Plaza del Campillo del Mundo Nuevo) que se irían abriendo progresivamente, cada semana en función del criterio de la Junta, y comenzando con solo el 12% de los puestos, que serían seleccionados a través de un sorteo. Además, nos planteaban que estos minimercadillos (guetos) tendrían que ser vallados y tener un control del aforo de visitantes, el cual debería ser controlado por los vendedores del Rastro. Esta propuesta la recibimos por correo electrónico el día 26 de junio. Las asociaciones las trasladamos a nuestros asociados, que la valoraron a través de un proceso de votaciones. Siendo rechazada prácticamente por unanimidad, dado que implica una reestructuración total del Rastro de Madrid y un cambio de modelo que borra la historia y cultura del emblemático mercadillo que data desde 1.740. A la vez que desmantela el histórico Rastro e instaura una doble discriminación al pretender que los puestos de venta, los comerciantes ambulantes, estén encajonados entre vallas, fuera de su ubicación habitual, y con un aforo mínimo de visitantes, los cuales deben moverse en una sola dirección, y cuyo control recaiga en los vendedores o empresas privadas de seguridad, mientras al resto de visitantes del Rastro le permiten transitar libremente por cualquiera de los comercios, que durante la celebración del Rastro pueden sacar sus mercancías a sus puertas.

El resultado de las votaciones lo trasladamos por escrito a la Concejalía el día 1 de julio, a través del correo electrónico, con el asunto: “Respuesta de los representantes de los vendedores del Rastro a la propuesta de proyecto para la reapertura del Rastro del ayuntamiento de Madrid”. (adjuntamos como ANEXO IV)

Ante la incomprensión de que nos planteen unas propuesta tan alejada de las necesidades de los vendedores y de lo que es el Rastro, que es Patrimonio Cultural de la ciudad de Madrid, e icono internacional, decidimos realizar una manifestación el día 5 de julio, en la Plaza de Cascorro para reivindicar la aplicación de nuestra justa y generosa propuesta, que había sido consensuada con los vendedores.

Así las cosas, el día 8 de julio la Concejalía nos convoca a una nueva reunión telemática, para exponernos una segunda propuesta, que posteriormente nos remiten por correo electrónico. La cual estudiamos y volvemos a someter a votación. Fue rechazada nuevamente por el colectivo, por estar en la misma línea de la anterior. Una propuesta que seguía en la vía de desmantelar el Rastro histórico, ignorar nuestra propuesta, y desplazar todos los puestos de nuestras ubicaciones habituales, instalando esta vez 4 mini mercadillos, en lugar de 3, pero igualmente aislados y desconectados del resto del Rastro. La diferencia es que plantean que todas estas zonas autónomas se reabran de forma simultánea. En total un 30% de los puestos, añadiendo 68 puestos en la C/ Gasómetro. Calle que ni pertenece al Rastro, ni tampoco a la Junta de Centro, al estar ubicada en la Junta del Distrito de Arganzuela. Razón por la que volvemos a concentrarnos el domingo 12 de julio en la Plaza de Cascorro, para seguir reivindicando instalar los puestos al 50% un domingo, y el otro 50% al siguiente domingo, bajo el criterio de un puesto si y otro no, pero en nuestras ubicaciones habituales. Porque no hay razón para seguir suprimiendo todos los puestos de la Plaza de Cascorro, la Ronda de Toledo y gran parte de la C/. Ribera de Curtidores, y otras calles. Porque dentro del espacio específico del Rastro hay espacio suficiente para aplicar nuestra propuesta y guardar a la vez las distancias de seguridad, planteadas en la Orden 668/2020, de 19 de junio, de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid.

Nuestra contestación a la segunda propuesta del Ayuntamiento de Madrid fue trasladada a la Concejalía de Centro el día 10 de julio, por correo electrónico con el asunto “Re: Propuestas sobre reapertura del Rastro con garantías de seguridad y salubridad”, (adjuntamos como ANEXO V). En la cual exponemos que el colectivo, una vez más, votó respaldar la propuesta de las Asociaciones del Rastro y rechazar la del Ayuntamiento, al ser en esencia la misma que la anterior: supone una reestructuración total e inaceptable del histórico Rastro, y la instalación de nuestros puestos lejos de nuestra ubicación habitual. En dicho correo le exponemos, nuevamente, nuestra propuesta para la reapertura del Rastro de Madrid, y les insistimos en que es fácil de aplicar, y de esta forma proceder a la reapertura del Rastro.

Por último, el día 15 de julio en una nueva reunión telemática con la Concejalía de Centro, se nos presenta una nueva propuesta del Ayuntamiento para la reapertura del Rastro, remitida por correo electrónico al siguiente día. En esta tercera propuesta se plantea la instalación del 50% de los puestos de forma simultánea, y se eliminan los 68 puestos de la C/ del Gasómetro. En su lugar proponen trasladar 196 puestos a la C/ Gran Vía de San Francisco, y otros 28 puestos en C/ Ribera de Curtidores, situada en el Distrito de la Arganzuela. Insistiendo nuevamente en que el vallado y control del aforo debía realizarse por parte de los vendedores. Esta propuesta nuevamente fue sometida a debate de los asociados y votación, y como prácticamente era la misma propuesta que las anteriores fue rechazada por unanimidad. Cuestión que trasladamos a la Concejalía en el escrito remitido el 17 de julio, por correo electrónico con el asunto: “Las Asociaciones del Rastro responden a la tercera propuesta de reapertura del Rastro del Ayuntamiento de Madrid”, (adjuntamos como ANEXO VI) en el cual, una vez más, volvemos a exponer nuestra propuesta para la reapertura del Rastro.

Aunque el Ayuntamiento quiere hacer creer a la opinión pública que se mueve y quiere negociar, en realidad lo que nos plantea es más de lo mismo, y no hay nada nuevo, porque le recordamos que desde un principio aceptaron el instalar los puestos al 50% un domingo, y al domingo siguiente el otro 50%, tal y como declaró el Señor Alcalde de Madrid el día 10 de junio en los medios de comunicación.

Por lo tanto, ante la falta de fundamento sanitario y de seguridad, en las propuestas del Ayuntamiento de Madrid, y su obstinación en no querernos escuchar el domingo 19 de julio los vendedores del Rastro nos manifestamos, nuevamente, para seguir reivindicando que reabran el Rastro de Madrid lo antes posible aplicando nuestra justa y generosa propuesta de reapertura.

Finalmente, el día 20 de julio, desde la concejalía nos remiten un correo electrónico donde nos insisten en que nos posicionemos frente a su tercera propuesta y le respondemos, ese mismo día con correo electrónico, asunto: “Re: Reapertura Rastro”, reenviándoles nuevamente el escrito del día 17 de julio, donde se expone el resultado de las votaciones realizadas por el colectivo de vendedores de El Rastro de Madrid. (adjuntamos como ANEXO VII)

Hemos de señalar que, si hubiera voluntad política El Rastro de Madrid llevaría abierto 2 meses, porque los vendedores somos los primeros interesados en cuidar de nuestra salud y la de nuestros clientes. Por ello, desde un principio NUESTRA PROPUESTA DE REAPERTURA incluye las medidas de seguridad y sanitarias, como se puede comprobar al autolimitarnos, voluntariamente, a instalar solo el 50% de los puestos de forma alterna cada domingo. Por ello lamentamos mucho que el Ayuntamiento de Madrid no tenga voluntad política para reabrir el Rastro, y mantenga a 1.000 familias sin poder ir a trabajar casi 5 meses, porque haber apostado exclusivamente por imponer un modelo para el Rastro de Madrid, que es una reestructuración total que borra su historia y cultura, y que no tiene fundamento en la normativa sanitaria. Porque la normativa de la Comunidad de Madrid en su Orden 668/2020, de 19 de junio de la Consejería de Sanidad en el OBJETO DECIMOOCTAVO, “Medidas y condiciones para los mercados que desarrollan su actividad en la vida pública al aire libre o de venta no sedentaria”, en ningún momento recoge de forma explícita que tenga que existir un control del aforo. Tal y como se puede comprobar al examinar el contenido de la misma. En su punto 2, dice textualmente “ (…) en todo momento se deberán adoptar las medidas oportunas para evitar aglomeraciones y para asegurar la debida distancia de seguridad interpersonal de, al menos 1,5, metros o, en su defecto la utilización de medidas alternativas de protección física” . En el punto 3, dice: “Los espacios en los que se celebren los mercadillos deberán estar delimitados mediante vallado o cualquier otro medio que permita su delimitación. La distancia entre puestos deberá garantizar que se eviten aglomeraciones en el recorrido y que se respete la distancia de seguridad de al menos 1.5 metros entre los consumidores, distancia que deberá cumplirse asimismo entre los vendedores dentro de cada puesto”.

Por cierto, un aforo muy minimizado el que ustedes han estimado para la totalidad del Rastro de Madrid, de tan solo 3.500 personas, frente a las 8.000 del Corte Inglés, por ejemplo. Además, le recordamos que está demostrado científicamente que la posibilidad de contagios en los espacios abiertos es hasta 20 veces inferior a los espacios cerrados. Máximo con el uso obligatorio de las mascarillas, para cuando no se puedan guardar las distancias interpersonales de 1,5 metros.

Ante la incomprensión de la total y continuada falta de colaboración, por parte del Ayuntamiento de Madrid, con las asociaciones representativas del colectivo del Rastro para proteger este espacio histórico y las ubicaciones habituales de venta de los 1.000 titulares de los puestos en el Rastro de Madrid, nos preguntamos que intereses habrá, para no cuidar de un espacio único y singular reconocido y estimado en el mundo entero, hasta el punto de que el Ayuntamiento se niega a considerar nuestra justa equitativa y generosa propuesta de reapertura.

¿Es que el Ayuntamiento en realidad prefiere tener el Rastro cerrado y por eso nos plantea una y otra vez propuestas que sabe que son inaceptables e inasumibles para los vendedores, pero a la vez quiere responsabilizarnos de su decisión – que el Rastro siga cerrado- ante la opinión pública?. A todas luces es lo que parece.

¿O es que tienen un plan para reorganizar el Rastro de forma que se homologue la estética de los puestos, se uniformice como ocurre con las ferias de gestión privada, se reduzca el tamaño de los puestos y del propio espacio del Rastro, y a la vez, a través de contratar una empresa de privada de seguridad, para controlar el aforo, iniciar la gestión privada del Rastro?

¿Son estas las cuestiones que está negociando el Concejal Delegado de economía en el Ayuntamiento de Madrid, con algunas organizaciones que carecen de representación en el Rastro de Madrid, tal y como se deduce de su intervención, el día 25 de junio, en el Pleno del Ayuntamiento?

Si esto es así, no solo es absolutamente inaceptable, sino que es seriamente indignante y deja en muy mal lugar a nuestros representantes políticos al no pensar en el interés general, por mucho que traten de ocultarlo bajo la excusa de la tan recurrida crisis sanitaria. Pero desde luego ni el bloqueo, ni la imposición es la solución, por ello le sugerimos que se constituya una Mesa de Trabajo con los afectados, y que esta se desarrolle en reuniones presenciales, para que entre todos analicemos la situación a fin de encontrar una solución razonable y pactada

Señor Almeida, Alcalde de Madrid, necesitamos volver a nuestros puestos de trabajo en el Rastro de Madrid, aunque solo podamos trabajar una vez cada 15 días, pero en nuestras ubicaciones habituales. Es demostrable que hay espacio suficiente para poder aplicar nuestra propuesta. Por ello no es entendible la posición de cierre de este Ayuntamiento. Situación que se ha resuelto en otros lugares del territorio. ¿Por qué aquí en Madrid todo son obstáculos, y no es posible llegar acuerdos similares a los decididos en otro lugares, por ejemplo en Valencia?
Le rogamos que estudie nuestras propuesta de reapertura del Rastro y tenga en cuenta nuestra generosidad, para llegar a un acuerdo y que puedan trabajar lo antes posible las 1.000 familias que tenemos autorización.

Con la esperanza de ser esta vez escuchados reciba un cordial saludo, y quedamos a su disposición.

Fdo. Lucio Gonzalo Santos (Presidente de la Asociación El Rastro Punto Es)

Fdo. M. Luisa Alba Peláez (Presidenta de la Asociación ARGATSANA)

Fdo. Pedro Santos Martínez (Representante de la Asociación ASIVERAS, y Portavoz adjunto de la Plataforma de Comerciantes Ambulantes de la Comunidad de Madrid )

Carmen Torralbo Novella (Portavoz de la Asociación El Rastro Punto Es, y Coordinadora de la Plataforma Estatal de Comerciantes Ambulantes)

Share

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *